ATERRIZAR EN CHÓCO

por

Aparece un colchón de selva que espera por abrazarte, un ordenamiento territorial desdibujado mientras el avión se aproxima a tierra y al salir de el, la ropa se adhiere al cuerpo evidenciando el pronóstico de humedad.

En el Chocó no se aterriza solo de forma física, toma mucho más tiempo que la mente se adapte; en el Chocó se debe aterrizar con el corazón. Llegas a Chocó a hablar de transparencia… tema álgido para un territorio históricamente ubicado en los quintiles más bajos de todos los indicadores que miden cualquier tipo de desarrollo, incluido el institucional. No hay mayor esperanza, pero Con Tacto Local siempre ha creído que se debe intentar y si es necesario, morir en el intento.

Te encuentras con un equipo de gobierno sensato, que reconoce sus falencias pero que cree que las cosas no están escritas en piedra. Hablas con líderes departamentales que entienden las necesidades de su gente y que confirman que aquí no hay un olvido del Estado, aquí lo que pasa, como en muchos territorios de Colombia, es que las dinámicas centralistas se imponen y no se entienden realidades distintas a las del escritorio. Aquí se aplica lo que un ser incomprendido señaló: los tiempos de Chocó son los tiempos de dios.

Esos tiempos le han mostrado a Con Tacto Local que la fe además de mover montañas también transforma el discurso de la gestión pública departamental. Después de un año de entregar nuestros días a aprender de los Chocoanos y a sortear las turbulencias del vuelo, encontramos un equipo que ha perdido el miedo a hablar de corrupción y que sueña con ser referente de cambio para tantos territorios estigmatizados.

Aterrizar en el Chocó es entender que no se tiene control de nada, es apreciar la contemplación de la vida con un caminar más lento, es aprender que a veces, la oralidad, es mejor herramienta que la escritura, es retar a la gestión pública a rediseñarse en la cultura, la costumbre y la historia antes que en el lineamiento técnico.

Chocó reta como profesionales y como personas. Entiendes entonces lo que dice la canción: “de donde vengo yo, la cosa no es fácil pero igual sobrevivimos”. Lo mejor es que sobrevivir” y “sonreír” parecen una misma conjugación. Venga, aterricemos en Chocó y hablemos de desarrollo territorial.

ERIKA PAREJA

ERIKA PAREJA

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales, Máster en dinámicas territoriales y desarrollo, postítulo en Transparencia, Accountability y Lucha contra la corrupción. Amplia experiencia en elaboración de herramientas de medición de riesgos de corrupción, diseño de estrategias de control social y participación ciudadana.

3 Comentarios

  1. HECTOR GOMÉZ

    Hola Erika:
    Que bueno leerte y verte en proyectos tan interesantes,
    Un abrazo fuerte!

    Responder
    • asilo

      yo soy una respuesta

      Responder
  2. asilo

    Yo doy otro comentario

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POST ANTERIORES

CUANDO LOS JÓVENES PARTICIPAN

Guajira Joven, nuestro proyecto con la Fundación Cerrejón de Fortalecimiento Institucional consectetur adipiscing elit. Maecenas laoreet.

La hora de la transparencia

Entregamos en Presidencia de la República, herramientas pedagógicas de la Ley de consectetur adipiscing elit. laoreet diam et.